EDITORIAL MARZO 2018

07:00 Letra Sucia 2 Comments

EDITORIAL MARZO 2018

 



Buenas noches señores. Hoy seremos breves:

Obedeciendo a razones mucho más introspectivo que en ediciones anteriores, el mes de marzo comenzó con una fuerte relación con nosotros mismos y con el concepto de lo que llamamos hogar. Entre otras cosas, comenzamos tratando de entender todas las emociones que se relacionan con la construcción de este lugar apacible, donde podemos sentirnos soberanos y las escalas en que a una realidad temporo/espacial (la mayoría de las veces), la reconocemos como nuestra.

Entonces, si vamos a ser objetivos, o al menos intentarlo. Tenemos que reconocer de entrada que el concepto es relativo y que evidentemente se presenta a diferentes niveles. Siendo esta revista y nuestro equipo de trabajo colombianos; enfocamos la primera dimensión de nuestro concepto sobre este territorio al sur del continente americano. Íntimo amigo del océano pacifico, de las 627 especies de peces de las arenosas costas del mar caribe y cómplice de más de 600 especies de orquídeas. Este lugar que tanto nos llamar a sus nativos “patria”, es en lo personal “el país de las emociones encontradas” donde se puede sonreír fácilmente con el calor y el folclor cotidiano de la gente y al segundo siguiente morir de ira e indignación por la ignorancia y la pobreza mental de la misma. Cómo decimos aquí “esas cosas pasan hasta en las mejores familias”… Aquí donde todo parece tan difícil pero cualquier cosa es posible, encontramos ese primer resguardo del espiritual y el primer reconocimiento del hogar. Por esto, la mayoría de nuestros artistas colaboradores de este mes tienen sus raíces en este pueblo de campesinos que huelen a amor y a sudor con café. Una selección de artistas emergentes llena de matices, de agua, de fertilidad, pero sobretodo de talento bruto.

Dentro de este conjunto de obras, florece sin pudor alguno, una narrativa sencilla llena de impecables descripciones cotidianas en los relatos cortos de Sofía Cardona. Y luego están invitados para una tarde de ajedrez y vino en una serie fotográfica por Samuel Herrera. Estos primeros trabajos marcan la pauta de lo versátil de aquello que encontramos cómodo; pero describe claramente aquello que asoma en nuestro ser emocional cuando intentamos evocar o manifestar nuestra idea sobre el hogar. 

Y si se nos “meten más al rancho”, pueden ver el trabajo fotográfico del otro cofundador de este proyecto: Juan José Peláez Villada, en una serie de trece fotos donde vemos en formato blanco y negro, como se debela un juego de ilusiones entre lo que vemos y lo que no, para derretir el hielo e interactuar con ustedes. Porque no yéndonos muy lejos, esta plataforma es la mejor de nuestras casas y el más numeroso de nuestros hogares porque en el habitan todos ustedes y como los consideramos importantes en su formación y crecimiento, decidimos participarles la noticia de que estaremos pintando esta casa durante un par de meses, procurando que puedan sentirse cada vez más cómodos entrando en ella.

Por último y no menos importante. Para dar ese remate introspectivo les dejamos el “Soneto fallido” de Patrik Dasein. Poeta nacido en la isla de Lanzarote. 

De toda esta edición esperamos como siempre que la disfruten al máximo y que se llenen de introspección, de amores y dolores propios. Pero también que se conozcan y que se vean siempre como un cangrejo ermitaño en busca de un nuevo caparazón.

2 comentarios:

  1. Una editorial muy gráfica y expresiva que nos llevará a introducirnos un poco mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir con nosotros e interactuar con nuestro contenido. Nos alegra que lo disfrutaras.

      Eliminar