Reseña de HeroLeaks. Novela de H.de Mendoza

06:00 Letra Sucia 0 Comments

Reseña de HeroLeaks. Novela de H.de Mendoza







3:31 A.M, 18 de Febrero de 2018:
Desde la guarnición de Letra Sucia S.A y bajo un manto armónico de silencio sepulcral, el equipo editorial leía un enorme paquete de hojas. Cada uno tenía su propia copia en la mano. Ninguno modulaba palabra. Nadie quería matar la atmosfera de intriga que seguía creciendo en el lugar. 

Al fondo, en el sofá estaba Juan recostado. Tenía su cabeza y sus pies puestos en cada brazo del mueble. Justo en frente estaba Juliana, sentada, apoyada en el húmedo ladrillo gris que llevaba el nombre de la revista tatuado con aerosol blanco. Beto, el gordo, como normalmente lo llama todo el mundo estaba en el baño, de seguro leyendo su copia del documento que en la primera hoja llevaba escrito en tinta roja “HeroLeaks”, igual que la de los demás. 

Lo de leer en el baño es uno de sus vicios raros. Muchas veces, inhabilita el baño por horas, aunque ya no esté haciendo nada que no pueda hacer en otro lugar. Solo se emboba leyendo y se le olvida que se tiene que limpiar, subirse los pantalones y salir. Bueno, y lavarse las manos… Aunque muchas veces se salte esto último para no mojar el material. 

Yo estaba leyendo también al otro extremo del cuarto, en mi puesto de la mesa, mientras contestaba algunos correos y revisaba algunos mensajes en redes sociales. Como siempre. Probablemente, por mis múltiples interrupciones, aunque ya faltara poco, yo sería el último en terminar de leer. Como siempre también. Pero pasado un plazo prudente, perduraba la ausencia de sonido. Probablemente ya todos habíamos terminado, incluso yo. Pero ninguno había querido decir la primera palabra, hasta que el gordo salió destruyendo el aura de suspenso. 

―Bueno. Si quieren la verdad, yo fui el que los mató y el que mandó las cartas y también escribí el libro. Que JJ, ni que SK. Todo fui yo, siento decepcionarlos... Tenía que decirlo. 

Acto seguido, todos los presentes, soltamos la risa cambiando completamente el tinte de aquella tarde y comenzamos a hablar del dichoso manuscrito. De como quisiéramos confesarle al autor la experiencia que resultaba de leer su prosa. De lo bien logrado que era el aspecto ordinario y grotesco de sus páginas. Pero aunque no era eso lo que comentábamos, creo que los 4 hubiéramos estado de acuerdo en que sería peligroso. 

―¿De dónde salieron estos personajes?―preguntó Juliana casi gritando―. Para que; la novela está buena y tiene descripciones muy bien construidas, entrañables. A mí la verdad si me gustó. 

Todos asentimos con la cabeza mientras hacíamos una mueca de “tiene razón” y luego siguió hablando el gordo, llevándose un pedazo de pan a la boca con sus contaminadas manos, que seguramente no se había lavado al salir del baño. 

―Yo también la encuentro bastante divertida y además muy atractiva para un público muy heterogéneo. Creo que los lectores de esta pieza no tienen un rango de edad ni un gusto muy delimitado. A menos de que seas muy pequeño para leer de tripas y matones, el libro te puede funcionar.― Tragó haciendo una pausa diminuta, casi sin parar de hablar. Se tiró rápido otro pedazo de pan a la boca y siguió― No sé, a veces los personajes me parecen un poco anónimos, ¿me entienden?, como que les falta ser más visibles, más imaginables. Eso y también hay que decir: se pierde un poco la secuencia y la continuidad de la historia en algunas partes. 
―Eso me parece importante. Pero el libro tiene buena tensión. Muy continua durante toda la trama, creo que es de las cosas que más me gustan. Es devorable y eso lo hace muy entretenido. Creo que necesitamos hacerlo saber―interrumpí y volví a meter mi cabeza detrás del PC para seguir trabajando. 

Todo volvió al silencio y el suspenso se esparció de nuevo por la guarida. ¿Cómo podíamos compartir y hacerle saber al verdadero acreedor de los comentarios nuestra opinión, sin exponer nuestra integridad y nuestro trabajo? Discutimos otros aspectos esenciales del manuscrito titulado heroLeaks y finalmente Juan, que era el único hasta ahora mudo en la conversación, se paró de un solo movimiento del sofá, caminó hasta la mesa de trabajo del equipo, abrió su portátil y mientras nos escaneaba rápidamente las expresiones a todos; tipeó “Comunicado de prensa redactado por LS para H. de Mendoza y lectores”. Yo me incliné un poco a la derecha acercándome más a su pantalla. 

―Vamos a publicar esto en el único lugar donde nuestra voz es segura― dijo mientras se rascaba la cabeza y se encogía un poco en su silla, para dejarle ver su pantalla al Gordo y a Juliana que se pararon detrás. 

“Comunicado de prensa redactado por LS para H. de Mendoza y lectores” 

De momento queremos comunicarle que en términos generales hemos encontrado HeroLeaks una propuesta creativa, original y divertida. Sentimos en carne propia muchas de las escenas que describe en su novela y aunque consideramos que en ciertos fragmentos, su narrativa peca de precoz; acordamos que en la mayoría de las páginas de su obra, ese estilo rápido y un poco incompleto, le da el ambiente de suspenso permanente, acción y visceralidad que lo hace tan entretenido. 

Coincidimos en decirle que su novela nos resulta muy atractiva y con un fuerte potencial de enganche para el lector. La justificación que encontramos para esto, consta de 3 elementos: El primero es sin duda que la bajeza humana, querámoslo o no, es algo con lo que todos de una u otra forma tenemos cierta empatía y en ella nos sentimos un poco identificados. En ese orden de ideas, lo consideramos a usted muy astuto en el abordaje de la temática de su libro. 

El segundo elemento que creemos potencia el interés y el gusto por su libro es una androginia con el estilo de su obra que le permite camuflarse bien y jugarle bien a todos los grupos etarios, sexos, clases sociales, etc. Además de un narrador compartido que activa constantemente la mente del lector. Desacomodándola y manteniéndola despierta. Lo cual nos lleva al tercer elemento: El formato de cartas, que permite unir múltiples relatos en una historia única. Generando interés en el lector por dos tramas diferentes en una misma obra. Por esto, quisimos responderle y agradecerle la oportunidad de leer, disfrutar, discutir y conceptuar en torno a su obra; usando el mismo formato y estilo de su narrativa. Valiéndonos un poco de la comedia y esperando que este no sea el único comunicado que le enviemos. Muchas gracias”.


Redacción por: Samuel Herrera Rodriguez
Revisión por: Juliana Gómez Duque

Sigue a H. de Mendoza en twitter

0 comentarios: