El trébol de la mala suerte

15:30 Letra Sucia 0 Comments

El trébol de la mala suerte


Voy a relatar un suceso que sacudió la vida de un gran amigo llamado Gregory.
Falleció en circunstancias anormales y se lo extraña mucho por el barrio.
Vivo en la Ciudad de Quinwood, West Virginia en los Estados Unidos de América y he pasado
todos estos años llorando a mi compañero.
Gregory era un muchacho alto, de cabello castaño y piel oscura. Amaba el soccer y hacer
gimnasia en el parque.
El 27 de Septiembre del año 1995 encontró un trébol de siete hojas. Estaba tan feliz de haberlo
hallado que a partir de allí jamás se separó de él.
Comenzaron entonces una serie de vicisitudes incomprensibles.
Conoció a la mujer con la que tuvo tres hijas de lo más malcriadas.
Compró un vehículo y se lo robaron al salir de la agencia.
Su mujer lo golpeaba y luego lo abandonó llevando consigo a sus pequeñas.
Perdió el empleo.
Comenzó a vivir en la calle cuando ya no pude mantenerlo y robaron sus pocas pertenencias
unos desequilibrados pandilleros.
Era el fin.
No pudo resistirlo.
Solo conservaba el trébol.
Decidió quitarse la vida.
Caminó rumbo a la estación de trenes más cercana. Su cuerpo quedaría descuartizado junto a
las vías.
Era su último deseo.
Dio tres pasos para llegar a la estación y lo atropelló un ómnibus.

Por: Jeremias Salvaneschi

Cuento tomado del Libro El piojo, la pulga y el gusanito. Encuéntralo AQUÍ.

Página web
Blog
Síguelo en facebook
Síguelo en twitter

0 comentarios: