El monstruo que le tenía miedo a los monstruos

15:30 Letra Sucia 0 Comments

El monstruo que le tenía miedo a los monstruos


Esta historia comienza en un enorme castillo en la ciudad de Petrilandia.
En ese monumental castillo vivía una bestia peluda llamada Miguel Simón. Era un monstruo
grande y de ojos verdes, sus manos tenían garras puntiagudas y todo su cuerpo desprendía un olor
asqueroso.
Hacía cuatro años que vivía solo.
Su padre había muerto y solo comía ratas, gatos o algunas cucarachas que aparecían por allí. Sí
tenía suerte consumía murciélagos recién cazados. Eran riquísimos.
Un buen día o tal vez mal día para Miguel Simón, una pelota de cuero entró por la ventana. Unos
niños cercanos del barrio la habían extraviado.
Esperó que sonara el terrorífico timbre del castillo y bajó corriendo la escalera para poder
entregarla a sus vecinos.
Miguel Simón no tenía amigos y nunca había visto a ningún otro niño.
¡Un monstruo! ¡Un monstruo! –gritó el más gordo de todos los niños.
Todos los traviesos huyeron del castillo sin recibir su pelota perdida.
Miguel Simón salió espantado.
¿De dónde había salido un monstruo?
¿Si él tenía un par de lobos en el castillo que podían comérselo?
Miguel Simón se escondió debajo de su sucia cama y esperó allí por toda la eternidad.
Solo salía para tomar agua y para comer alguna que otra araña.
Los niños nunca más aparecieron.
Y ésa fue la última vez que alguien intentó acercarse a la morada del monstruo de ojos verdes.

Por: Jeremias Salvaneschi

Cuento tomado del Libro El piojo, la pulga y el gusanito. Encuéntralo AQUÍ.

Página web
Blog
Síguelo en facebook
Síguelo en twitter

0 comentarios: