El cráneo de cristal

15:30 Letra Sucia 0 Comments

El cráneo de cristal


Cuento yo (Por que la Leyenda ya no cuenta historias), que hace miles de años existía un
poblado indígena llamado Nacutu en lo que hoy conocemos como República Federal de México.
Un nativo apodado Mono Aullador guiaba a su población hacia senderos de cambio y progreso.
Nadie sabía exactamente de donde emanaba su extensa sabiduría.
Yo pude averiguar que antes de encontrar el cristal brilloso, Mono Aullador no era más que un
indígena inexperto y miedoso. Ese increíble cristal de cuarzo le dio poder y lo tuteló por trescientos
años.
Al encontrarlo, Mono Aullador lo disfrazó de cráneo humano y grabó su nombre en él.
Nuestro amigo Nacutu era envidiado por toda la población de Sancubai, ya que al ser tan culto
era pretendido por las mujeres más bellas.
La sabiduría del cráneo lo hipnotizaba.
Mono Aullador pasaba horas encerrado en una gruta aislada con el Cráneo del Saber y se
presentaba ante la tribu para sanar a los enfermos y fabricar lanzas y armas varias para sobrevivir.
Construyó luego, templos, pirámides y llevó a la población al saber del infinito.
Mono Aullador nunca fue encontrado. Lo enterraron muy lejos de su Cráneo del Saber, que
permanece en custodia del British Museum de Londres.

Por: Jeremias Salvaneschi

Cuento tomado del Libro El piojo, la pulga y el gusanito. Encuéntralo AQUÍ.

Página web
Blog
Síguelo en facebook
Síguelo en twitter

0 comentarios: