Editorial Mayo 2017

15:31 Letra Sucia 1 Comments

Editorial Mayo 2017



Nuevo mes. Más allá de la tierra como elemento, quisimos dedicar esta entrega a sus matices, sus colores, sus climas, sus formas. A la humedad. 

Muy sorprendidos con toda la participación por parte de artistas de diferentes países, y por respeto a todas las tierras, tanto yermas como hostiles que habitan este planeta, consideramos necesario definir antes que nada la relación de la tierra y el arte; y que es aquello que consideramos un artista de la tierra. 

Toda obra de arte, como cualquier otra cosa, necesita en primera instancia un suelo fértil. Una tierra idónea, en la que una semilla específica, encuentre las condiciones de viabilidad que le permitan surgir. En la constitución artística, son cruciales el acercamiento al mundo del arte y sus quehaceres, el aprendizaje y el abono constante de los talentos y los dones, con inspiración e imaginación. De la misma forma como en los ecosistemas silvestres, el favorecimiento ambiental define el éxito o el fracaso del florecimiento. O como en la agricultura industrial, es imprescindible la infraestructura y como en la jardinería ornamental lo es el cuidado y la intervención humana. 

Poppy Ajudha, nuestra apertura del mes, viste a la perfección la definición de artista de las tierras silvestres. Esta mujer del sur este de Londres, tiene sus raíces ancladas al jazz, blues y el rock. Aunque no recibió una educación encaminada a las artes musicales desde la temprana infancia, creció rodeada de música en el bar de su padre, como un firme, esbelto y leñoso árbol, que germina en medio de la selva tropical, sin mucha ayuda, pero abrigado por su entorno. Otro ejemplo perfecto de esto es Lianne Charlotte Barnes (Lianne La Havas), otra londinense rodeada de sus congéneres que le alimentaron su amor por la música, quien como muchos otros árboles en medio de la selva, tuvo que esperar hasta la edad adulta, para descubrir su especie. 

Si vamos por otro camino, desviándonos a los artistas de las tierras agrarias, debemos saber que su crecimiento es muy diferente. Es un poco más limitado, más rápido y más asistido. Moldeado. Los tallos de estas plantas, no crecen torcidos como en la selva y sus ramas no se estiran con fuerza, para obtener una posición favorable, que alcance los rayos del sol. El desafío de estos artistas, va en ser quien coseche los frutos más jugosos y grandes, en una plantación de cientos de miles de la misma especie. En ser el auténtico entre un ejército de iguales. Ejemplo de esto, es el mexicano Oscar Castro (Caloncho), quien debela una identidad deslumbrante y única de la música reggae. Caloncho experimentó con diferentes instrumentos, como la batería y la guitarra, antes de llegar a la melodía. Eso le permite innovar en sus ritmos y regar su propio sustrato. La agrupación británica The xx, formada en el año 2005, en el Elliott School, es otro exponente de esta misma condición. Ha experimentado con diferentes corrientes y ritmos desde su origen, haciéndose un lugar en una industria donde la prioridad la tiene la formula. En el mundo del indie y el R&B, The xx cosecha manzanas tan rojas, que es difícil creer que sean manzanas. 

Ahora de nuestros artistas de las tierras ornamentales, tenemos dos exponentes: El californiano John Butler y el mexicano Siddhartha (Jorge Siddhartha González Ibarra). Ambos artistas son como las plantas de los jardines, que están hechas para dar flores hermosas. Dos tesoros de lo cotidiano, que no necesitan mucho para obnubilarnos con su grandeza. 

Algunos, son capaces de retoñar en casi cualquier suelo. Por esto decidimos incluir al Argentino Jeremías Vicente Salvaneschi Garzarella en nuestra selección de artistas de la tierra. Un escritor versátil, que ha incursionado con solidez en la poesía, la literatura infantil y la novela. Sus trabajos “El piojo, la pulga y el gusanito” y “Llamadas al pasado”, son las ramas de este escritor, que podremos acariciar este mes. Caso similar al del Español Jordi Cabré Carbó. Todo un artista plástico consumado, ávido por las artes gráficas y la pintura al óleo. Quien incursionó ya en la edad adulta, en el mundo de las artes literarias, demostrando ser otro versátil, capaz de adaptarse y pelechar en múltiples suelos. 

Por su parte, nuestra ilustradora invitada Luz Beloso. Licenciada en bellas artes, como pintora por la Universidad de Salamanca, resulta ser toda una maleza dentro de los artistas de la tierra. Nos referimos a ella de esta forma, por una propiedad muy contundente de su ser: La infiltración. Esta artista, es capaz de infiltrarse a través de las artes gráficas y visuales, en cualquier campo de forma incansable. Sus ideas y su devoción por la la transformación a través del desarrollo educativo, la hacen una hierba resistente, que crece en las grietas del concreto y no se deja arrancar. 

Agradecemos a todos estos seres de la tierra, por compartir con nosotros su trabajo y por construir los paisajes bastos del arte. Por hacerlo a la luz del sol, para llenarnos los ojos el alma de vida y los ojos de belleza. 

Por: Samuel Herrera Rodríguez.

1 comentario:

  1. Me gustaría mucho que se vieran más como una revista, que tuvieran más contenidos: Fotos, videos, mas entrevistas, ilustraciones, mas poesía y que fuera un formato de plataforma más de revista, no tan blog. pero muy bueno su contenido, muy buena su idea. Excelente

    ResponderEliminar