De apreciar.

15:30 juan jose pelaez villada 0 Comments

Allá van todos, corriendo a paso lento entre el tiempo y el viento. 
Suenan el trafico y los arboles con la brisa, suena el asfalto con los pasos de la vida.
Apreciamos el silencio, pero despreciamos el estruendo.
Sonreímos por aquí, por allá, gastando nuestros rostros, consumiendo el gesto en nuestras mejillas.
Vivimos con la mirada agachada, para morir mirando al cielo.
Y es qué al final lo que creemos por lógica, termina siendo una contradicción con una razón inefable. 

0 comentarios: