Sentirse mejor

23:56 Letra Sucia 0 Comments

Mañana despertaré en medio de la luz, mirando las mismas cosas al lado de la cama.
Pensaré:
-¡CARAJO! Mi día debería empezar viendo algo mejor que la esquina de mi escritorio.
Levantaré mi mecánico cuerpo a fuerza contraria que la fuerza del sueño.
Me sentaré a una orilla de la cama, y diré en voz baja:
-Hoy debería intentar sentirme mejor que ayer.
Estregare mi pelo, queriendo despertar. Miraré mi cuarto.
-Mierda, así tan igual todo, tan todo siempre, tan siempre igual, qué coños me sentiré mejor.
Recordare una canción, "mi casa es un desastre, mi vida un poco más"
Me levantaré a la ducha, miraré una, dos, tres veces el agua correr antes de querer sentirme potencialmente mojado. Dejaré que caiga el agua en mi cabeza, para quitarme el mugre social que se me pego hoy.
Pensaré:
-La vida es eso que le pasa a los otros mientras estoy en la ducha, carajo, Cómo alguien se puede sentir mejor.
Secaré mis quejas y mi cuerpo. Me miraré en el espejo.
-Cómo puedes quedarte ahí parado, mirándote, sin hacer nada, sin siquiera intentar sacarle una sonrisa a tu reflejo.
Escogeré mi ropa, Mirare el mismo color azul que vi hoy en la camisa que no me puse.
-Cómo uno se puede sentir mejor si ni el color ni el doble de mi camisa cambian.
Saldré de mi casa, caminaré la misma acera que camine hoy, y ayer, y el día anterior de ayer. Hasta de forma fugaz recordare que pasos dí hoy, tratándolos de imitar mañana.
Tomaré mi transporte, y en medio del trafico pensaré:
-Cómo puedo subirme a un bus todos los días y solo mirar impávido como se mueve el tiempo fuera de la ventana. Cómo puedo estar consumiendo mi presente entre el trafico si fuera de las ventanas de este bus hay futuro.
Me sentare en mi escritorio, mirare a los mismos ojos que vi hoy, y ayer, y el día antes de ayer.
-Cómo puedo sentirme mejor si los mismos 10 pares de ojos tristes que vi ayer, me miran de la misma forma hoy.
Llegare a mi casa entre la luz oscura de la luna, me sentare en la misma orilla de la cama en la que me senté en la mañana.
Miraré la esquina del escritorio, estregare mi cabello, me acostare entre la oscuridad y pensaré:
-Cómo puedo sentirme mejor si acabo la noche como he empezado el día.
-Cómo puedo sentirme mejor si el futuro se convierte cada día en el mismo presente.

Juan J. Peláez V.

0 comentarios: