No vale la pena, pero vale la alegría.

18:10 Letra Sucia 2 Comments

Hoy, que es cuando más me siento afligido, sé que esto que siento, valió toda la alegría del mundo.
Tu sonrisa, esa noche de abril, la calle, la ciudad, era todo infinito.
Marzo, junio, julio, agosto, y así pasaron los meses hasta esta tarde de enero.
Tu, la lluvia, un café, dos. ¿tres?
Recuerdo posar mi cabeza sobre su pecho, y dejar que mi vida fluyera al ritmo de su corazón.
Solo digo que ella vale toda la alegría.
Vale toda mi alegría.


Juan J. Peláez Villada.

2 comentarios: